Nunca se oyó tanto el silencio  
         
     
 
 
     Esta novela narra el recorrido llevado a cabo por varias manifestaciones urbanas que, integradas por personas de diversas aspiraciones y variados orígenes, convergen en un único objetivo: gritar su descontento.

     Aparece el idealismo de quienes exhiben una ética peculiar y no admiten traiciones, vilezas ni actitudes miserables, al punto de practicar la justicia como algo inmediato que sanciona sumariamente a aquellos que se desvían y despliegan sus bajezas.

     La historia tiene lugar en una conocida esquina de un barrio de la Ciudad de Buenos Aires. El detonante que produce la indignación de los vecinos y motiva la movilización de todo el país en un caso que trae a la memoria colectiva recuerdos de desapariciones, injusticias cometidas contra la población y desgobiernos. Los sucesos se inician en ocasión en que son detenidos dos camioneros a raíz de la obstrucción de una calle con su herramienta de trabajo: un largo camión. De ahí en más se sucederán situaciones inverosímiles, exaltación de principios, manifestaciones espontáneas, necesidad de plantearse objetivos mayores tales como cuestionar el poder y la autoridad. Es la rebeldía con causa, en medio de sucesos que tienen algo del realismo mágico.
 
         
Notas de prensa

EL MANGRULLO revista en Internet
Año 11 Número 126 – 1º de enero de 2011
Editora responsable: Raquel M. Barthe
Revista dedicada a la Literatura Infantil y a la Lectura. Desde 1997, la primera revista virtual argentina en su especialidad. Un espacio de todos y para todos


 
EL LIBRO COMENTADO
Nunca se oyó tanto el silencio

PENSA, Carlos. Buenos Aires: Ediciones del Valle, 2010.
96 páginas, 20 cms. ISBN 978-950-9591-79-0.

 

Una mañana cualquiera, en una esquina de Buenos Aires, se produce un hecho cotidiano. Un largo camión se descompone y obstaculiza el tránsito. Hasta aquí, nada que nos llame la atención.

Pero a partir de ese momento, comienzan a sucederse y encadenarse una serie de situaciones que cobran dimensiones insospechadas, llegando incluso al incendio de la Casa de Gobierno y el exilio del poder gobernante.

Un divertido relato que nos recuerda muchos hechos de nuestra reciente historia, en el que participan activistas políticos, dos camioneros, una multitud que se moviliza y hasta dos jirafas de un circo.

Una situación que se va magnificando en la que el absurdo, tomado con absoluta normalidad, nos recuerda los relatos de Cortázar.

Una lectura ideal para adolescentes y público en general.

Historia que divierte, intriga y hace pensar, pero a la que le hace falta, sin embargo, un final más acabado.

Un logro de Carlos Pensa, que vale la pena leer.


Morgana
Enlace a la revista

 

Diario del Viajero® (www.diariodelviajero.com.ar)
Buenos Aires, República Argentina - Miércoles 9 de febrero de 2011 - Nº 1241 - Año XXV
Página 4/8 (ver PDF)


 
En el cruce de Lacarra y Alberdi

En esa esquina convergen dos calles anchas e intensas que son un escenario cotidiano para vehículos y personas, todos en constante movimiento. Muchas de esas personas van ansiosas manejando sus vehículos, lucen apuradas y a veces hasta reaccionan enojadas de manera infantil ante los cambios del semáforo que pretende ordenar el tránsito. Algunos increpan a los aparatos quejándose de su suerte:

¿Por qué justo a mí el rojo?

En esta gran ciudad es habitual que automóviles, colectivos y camiones se dañen unos a otros y a diario eliminen personas aportando datos a las estadísticas...

 
Las jirafas del circo

...Qué es el mar sino un incontable número de gotas de agua. Esas gotas, separadas, son insignificancias colocadas en la palma de la mano de un hombre.

Sobre el poderío o la insignificancia de cada uno de los participantes de esta enorme aglomeración callejera, sobre ese ser o esa nada pensaban algunos pocos, que a ratos razonaban dentro del descomunal bullicio. Cuando se supo de la desaparición de los camioneros la protesta, ahora sí, se ganó todas las voluntades, unidas, con un objetivo común, fácil de compartir y que ya podrían manifestarse a coro lanzando un fuerte reclamo por la aparición con vida de los dos hombres. Quienes subieron a las tarimas preparadas para discursear repetían que la detención de dos inocentes afectaba el derecho a la libertad pero su desaparición inexplicable hería la dignidad y seguridad de todos. Lamentablemente muchas veces sucedían detenciones injustas o desapariciones trágicas pero la promoción mundial dada al camionetazo le otorgaba otra trascendencia...

 
Carlos Pensa (DV n° 1110, 1156, 1229)
Libro: NUNCA SE OYÓ TANTO EL SILENCIO.
Ediciones del Valle Informes: ☎ (011) 4863-2552
www.carlospensa.com.ar - carlospensa@yahoo.com.ar